Llamá +54 9 11 6664-9307
Envío gratis a partir de $5000 en compras (CABA)

Guía de Plagas y Enfermedades

Tener conocimiento de las plagas y enfermedades, así como las causas posibles es una de las tareas de todo cultivador experto, pudiendo esto prevenirnos la aparición de las mismas o saber tomar las medidas correctas para impedir que la salud de la planta se vea afectada, y posteriormente no ver nuestra cosecha mermada. Mantener las plantas en condiciones óptimas de temperatura (entre 20ºC – 26ªC) y humedad (60% vegetativo/50% flora), así como la utilización de preventivos orgánicos como lo son el Aceite de Neem, Tiaerra Diatomea y los hongos Tricodermas son clave si queremos minimizar al máximo la aparición de cualquier enfermedad o plaga.

Mosca Blanca (aleuródidos): Insectos  homópteros de cuerpo amarillo pálido y alas blancas que causan graves daños a las plantas de cultivo si no es atacada a tiempo, estos insectos poseen un aparato bucal para succionar la savia de las plantas, y así a medida que crece su colonia por la colocación de huevos en el envés de las hojas la salud de la planta va mermando causando una considerable disminución de la cosecha o hasta la muerte. Un buen combativo orgánico es el Aceite de Neem con Oleato Potásico.

Mosca Blanca

Pulgones (Aphididae): Insectos hemípteros, pequeños de color por lo general verde aunque pueden ser de color amarillos o negros, tienen la capacidad de producir hormonas para repeler a sus depredadores naturales así como tener una relación de simbiosis con las hormigas, ya que segregan una sustancia azucarada por el ano que causa que estas los protejan a cambio de la misma. Así como la Mosca Blanca disminuye la salud de la planta y entre mayor sea la colonia mayor es el daño. Para combatirla sirve el Aceite de Neem con Oleato Potásico.

Pulgón

Araña Roja (Tetranychus urticae): A pesar de su comúnmente usado apodo de “araña roja” este insecto no pertenece a la familia de los arácnidos, tratándose mas bien de un acaro con la capacidad de segregar y formar especie de tela de araña de ahí proviene el apodo. Son diminutos (no se detallan a simple vista) si son vistos bajo una lupa o lente se puede apreciar su aspecto que puede variar de rojo intenso en los meses fríos a marrón verdoso en los meses más cálidos. Por lo general viven en colonia en el envés de las hojas, se alimenta de los contenidos celulares de las hojas célula por célula, causando decoloración en las hojas y mermando la salud de la planta en general. Le gustan los ambientes secos y cálidos, cuestión a tener en cuenta tanto en cultivadores de exterior en verano como en los de indoor, en este último caso mantener una humedad (50%-60%) y temperaturas adecuadas (20Cº-26Cº). Una buena alternativa de combatir esta plaga, además de revisar los niveles de humedad y temperatura es el Aceite de Neem con Oleato Potásico y Aceite de Canela.

“Araña Roja”

Síntomas causados por la succión de la araña roja
Colonización avanzada

Trips (tisanópteros): Insectos neópteros, que suelen ser de color marrón o negro con cuerpos alargados y pequeñas alas de ahí el apodo de “trips” ya que vuelan de una hoja a otra, son portadores de virus y afectan la producción de muchas plantas de cultivo, causan manchas foliares muy parecidas a las causadas por la araña roja, además dejan sus cacas sobre las hojas que se aprecian como manchitas negras. El Aceite de Neem con Oleato Potásico lo combate efectivamente.

“Trips”

Cochinilla (Dactylopius coccus): Insecto hemíptero parásito, que se ubica casi siempre agrupado e inmóvil (como pegado) a los tallos, chupándose poco a poco la savia de la planta, la plaga no llega a ser nociva hasta que incrementa mucho su colonia por lo que debemos actuar a tiempo con la aparición de las mismas. Puedes ser de diversos colores, pero por lo general presentan un color blanco a rojo. El Aceite de Neem con Oleato Potásico lo combate efectivamente.

Cochinilla

Mosca de la Humedad (Psychodidae): Son insectos dípteros nematóceros que como bien lo sugiere su apodo de “mosca de la humedad” se ubica en lugares húmedos, pudiendo aparecer en el suelo de nuestros cultivos. La mosca en sí mismo no causa daños a la planta, pero si las larvas de esta misma que son puestas por sus madres en el interior del sustrato, dañando la salud de la raíz. Normalmente se detecta esta plaga porque son vistas volando por cercanas al suelo y si movemos un poco el sustrato salen más. El método más efectivo y no invasivo de combatirlas en hacerle a la planta un riego con Aceite de Neem y poner una capa de vermiculita en la superficie del sustrato.

Mosca de la Humedad

Gusanos y Orugas: Nuestras plantas también pueden ser afectadas por estos dos seres vivos, sobre todo en los cultivos de exterior, si la aparición es mínima una simple extracción de los mismos puede funcionar pero en muchos casos esto no es suficiente, se venden cebos para poner en el tallo de las plantas impidiendo así que estos suban a la misma para alimentarse de nuestras hojas, un método casero para impedir que las orugas se suban a nuestras plantas es colocar cascara de huevo triturada alrededor de los tallos. Si la plaga se vuelve muy invasiva se pueden utilizar pesticidas especiales para gusanos y orugas como los es el Mamboreta Z.

Oídio: Es una enfermedad que produce un hongo con el mismo nombre, el principal síntoma es que las hojas se cubren de una superficie algodonosa. Usualmente se presenta en suelos muy cargados de nitrógeno o en ambientes excesivamente húmedos, ni hablar cuando los dos factores están juntos, preventivamente los hongos tricodermas así como mantener las condiciones adecuadas prácticamente imposibilitan la aparición. Fungicidas orgánicos sirven adecuadamente con esta enfermedad, como lo son el Aceite de Canela, Ajo, Propóleo.

Oídio

Fusarium: Es un hongo radicular, es decir que ataca desde el suelo. El mismo puede causar graves daños a nuestras plantas y se presenta mayormente a finales del cultivo de haber muchas lluvias y en suelos muy húmedos. Dicho hongo inclusive puede causar una enfermedad en los humanos llamada Fusariosis, por lo que hay que tener cuidado en especial con las mucosas del cuerpo al manipular una planta infectada. El tratamiento que se le puede dar es similar al de Oídio, teniendo en cuenta de que el Fusarium es más agresivo por lo que se tiene que actuar mas rápido y en ocasiones sacrificar parte de la planta afectada de ser mucho lo infectado.

Planta afectada con Fusarium

Botrytis: Es tal vez el hongo más temido por los cultivadores de cannabis, este aparece por lo general en las etapas finales de floración en cogollos densos que retengan mucha humedad y se presenta como una especie de algodón, así que la humedad hacia el final de nuestra floración sobre todo en especies más Indicas es factor clave a tomar en cuenta, poner al resguardo de la lluvia en otoño-invierno así como vigilar la humedad de nuestro indoor son muy buenas medidas a tomar. Este hongo avanza rápidamente en cuestión de días puede esparcirse por la planta causando muerte celular ya que es de lo que se alimenta. Una vez aparecido las partes afectadas deberán ser removidas con tijeras desinfectadas previa y posteriormente, retirándolas sin sacudir mucho para que las esporas no sean esparcidas para las demás partes de nuestro cultivo, envolver en plástico y desechar estas partes. Al igual que el Oídio y el Fusarium las Tricodermas son buen preventivo y los extractos de Canela, Ajo y Propóleo buenas opciones de combate, aunque también existen versiones químicas como el Mamboreta H.

Flores afectadas con Botrytys

One Reply to “Guía de Plagas y Enfermedades”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *