Llamá +54 9 11 6664-9307
Envío gratis a partir de $3500 en compras
  • 0

10 errores mas comunes del cultivador novato

Cultivar es sencillo, pero como en todo arte, los detalles son importantes. Algunos de estos detalles pasan desapercibidos por muchos cultivadores principiantes, sin embargo, estar atento a ellos nos ayudará a mejorar por mucho la efectividad de nuestras cosechas. He aquí los 10 errores más comunes del cultivador novato:

  1. Germinar y/o sembrar erróneamente:

La germinación es algo sencillo, pero que se puede perfeccionar para disminuir la cantidad de fracasos; una manera fácil y eficaz es con dos platitos de café o té, de cerámica o en su defecto un tupper, y dos servilletas. Doblamos en 4 una servilleta, se rocía con pulverizador hasta que este toda húmeda (si gotea dejar que gotee el exceso), esta se coloca sobre uno de los dos platitos y sobre ella van las semillas. Sobre estas la segunda servilleta humedecida igual que la anterior y colocar el otro platito encima, colocarlas en un lugar donde la temperatura vaya entre los 20C y 25C (temperatura ideal).

Método de Germinado

Hay que revisar diariamente que se mantengan húmedas las servilletas y al cabo de 2-6 días, máximo 10, deberían germinar. Debemos plantarlas cuando la radícula mida unos 1.5cms – 2cms de larga a un sustrato húmedo, la radícula hacia adentro de la tierra y la semilla apenas visible en la superficie. Durante los primeros días se sugiere una luz tenue.


Semilla Germinada
Plantines a días de ser sembrados

2. No tener conciencia de los fotoperíodos de la planta de cannabis:

Bien sea en cultivo de interior o de exterior deberemos tomar en consideración los estados de la planta. Estos estados son la Germinación, Crecimiento y Floración; están dados en la naturaleza por las condiciones climaticas de época, así que cuando el invierno va terminando, llega la primavera que con temperaturas más elevadas, una luz de espectro brilloso más cercanos a la luz ultravioleta, y lluvias, permite la germinación para dar paso al crecimiento de los nuevos plantines que con el foto-período brindado por la primavera y el verano de 16hrs de luz mínimas por día seguirán creciendo hasta el otoño, de ahí el foto-período sugerido para el período de crecimiento en interior 18/6hs (18 horas de luz y 6 de oscuridad) con bombillos de mercurio halogenado o con luz de bajo consumo fría también (para estas últimas se recomienda 24/0 ya que estas no poseen la misma intensidad).


Plantas en estado Vegetativo

Con la llegada del otoño la cantidad de horas de sol por día empieza a disminuir, ademas el espectro de luz se acerca ahora mas a tonos rojizos cercanos al infrarojo, lo que da paso a la floración, de ahí el fotoperíodo sugerido para la floración en interior 12/12 con luz de alta presión de sodio. Es importante señalar que de aqui en adelante las 12 horas de oscuridad que tenga la planta deberán respetarse, es decir, durante esas 12 horas no podrá tener una intensidad de luz mayor a la luz de la luna llena ya que la floración puede verse interrumpida o afectada por alguna luz.


Planta en floración

3. Regar de manera inadecuada:

Las plantas recién sembradas deberán tener sus primeros 7 a 10 días mayormente húmedas, ya que sus cortas raíces podrían morir por deshidratación, sin embargo, esto no quiere decir que deba estar encharcada ya que puede dar paso a pudrición o hongos. Pasada esta fase de recién nacida vamos a ir incrementando la cantidad de agua por cada riego en función al tamaño de la planta, la profundidad y anchura de la raíz es equivalente a la altura y frondosidad de la copa de la planta visible, debemos humedecer todo el pan de sustrato donde haya raíz en cada riego y esperar a que este se seque antes de volver a regar, para comprobar esto podemos tomar el peso de la maceta o pulsar con el dedo la superficie y el fondo para corroborar que ya este casi seco.

Otro factor a tomar en cuenta es el agua de riego, el Ph ideal para la absorción correcta de nuestros nutrientes va de 6 a 6.5, la medición del Ph muchas veces no es necesaria aunque es siempre lo mas profesional, en cualquiera de los casos como mínimo dejar reposar el agua de la canilla en un recipiente abierto por 24 hrs para que pierda el cloro y recolectar agua de lluvia son buenas medidas para mejorar nuestra agua de riego.

4. Ventilación insuficiente:

Cuestión a tomar en cuenta mayormente aunque no únicamente por los cultivadores de interior; Una buena ventilación esta dada por dos grandes factores, la restitución del aire en el ambiente de la planta y la ejercitación del tallo por el viento por lo menos algunas horas al día (este último principalmente en el período de crecimiento). Tener una ventilación adecuada, así como mantener la temperatura entre los 22C – 28C y la humedad alrededor del 50% influye directamente en la salud y fortaleza de la planta, disminuyendo la posibilidad de plagas y brindándole mayor fuerza que posteriormente servirá para poder tener mas pesados y vigorosos frutos.

En el caso de los cultivadores de exterior, si bien la ventilación en la mayoría de los casos está favorecida por el exterior mismo, es importante tomar en cuenta en la fase de floración las lluvias y la humedad elevada que puede llevar a hongos como la Botrytys, Oidio o Fusaryum en nuestras cosechas, esto nos puede llevar a perder toda o gran parte de la misma, pero se puede prevenir fácilmente colocándoles un techo de plástico transparente a nuestras plantas para así evitar una alta acumulación de humedad en los cogollos de las lluvias y que la misma limpie la resina de estos.

5. Colgar con los transplantes:

Muchas veces no se tiene conciencia de la raíz como parte de nuestra planta y así mismo la salud de la misma que se ve afectada directamente por la manera de riego y los trasplantes. Cada vez que nuestra planta supere por una vez y media la altura y la anchura de la maceta deberá efectuarse pronto un trasplante, esto mejorará significativamente la salud de nuestras nenas. Es importante el uso de Leca o Arcilla expandida en el fondo de nuestras macetas para un correcto drenado del agua.

En cultivos de maceta es recomendable empezar con maceta chica y trasplantar a macetas del doble de tamaño cuando sea necesario, hacer un trasplante a una maceta de 3 veces el tamaño es ideal cuando se pone la planta a florar, los trasplantes son saludables porque le aportan a la raíz una estructura mejor formada por lo que no es recomendable empezar desde el inicio con una maceta muy grande.

6. Usar un sustrato pobre:

La planta del cannabis es una planta de alta exigencia nutritiva y que ademas exige para su correcto desarrollo y salud radicular un sustrato en el que no se le dificulte desplegar toda su raíz. De manera que el sustrato a utilizar deberá por ejemplo tener una buena cantidad de Turba o Fibra de Coco para que tenga buena oxigenación, sea fácil de enraizar y difícil de tener pudrición de raíces, ademas también es ideal que tenga Perlita. Estas mezclas de sustrato se pueden encontrar en tiendas especializadas de cultivo como por ejemplo el Klasmann TS3 es un muy buen sustrato a base de turba. Existen por supuesto diferentes mezclas, se puede agregar Hummus de Lombriz a la mezcla en menores cantidades.

Sustrato Klasmann Deilman TS3

7. Tardar demasiado para iniciar el proceso de floración:

Para que nuestras plantas arranquen a ciencia cierta solo es necesario un solo factor, el fotoperíodo 12/12 mencionado anteriormente, en función a esto y estimando que en el proceso de flora pueden crecer el doble o el triple de lo que tenían iniciando el mismo no debemos colgar de pasarlas a florar si no queremos unos arboles. Esto podría no ser un problema en exterior ya que no hay techo y hay mas espacio para torcerlas, podarlas o atarlas casi a nuestro antojo, pero en interior suele ser un error común no pasarlas a florar a tiempo y colgar en el crecimiento. En interior es recomendado pasar a florar a nuestras plantas con una altura de entre 35cm y 50cm, existiendo otras técnicas que de hecho sugieren pasarlas mas chicas como lo es el SOG (Sea of Green o Mar Verde).

8. Observar mucho o observar de manera equivocada:

Para ser un cultivador exitoso es importante diferenciar qué signos son sanos de los que no, saber identificar plagas. Hay tablas de fácil acceso que especifican los signos en las hojas de la sobre fertilización o falta de fertilización. Los nutrientes de las plantas están divididos en dos grupos, los Macro-nutrientes N(Nitrógeno) P(Fósforo) K(Potasio) y Micro-nutrientes (P. Ejem: Magnesio, Manganeso, Zinc, Hierro, entre otros). Las exigencias nutritivas de la planta en crecimiento son más altas en Nitrógeno. Si bien en toda su vida los usa todos, en floración consume más micro-elementos en general, y de los Macro más que todo el Fósforo y el Potasio. A medida que se va desarrollando el Nitrógeno, que es lo que da el verde a las hojas, es menos necesario.


Fuente: Jorge Cervantes.

Las Plagas que más afectan a nuestras plantas son: Araña Roja, Mosca Blanca, Trips, Cochinilla; estas plagas son visibles de diferentes maneras, por ejemplo, tanto la Araña Roja como los Trips dejan unas manchas blancas en la superficie de nuestras hojas como si les hubiera caído agua jabonosa, las cochinillas tiene un aspecto como de escarabajo o de algodón y están pegadas a los tallos, existen productos orgánicos o químicos para el control y prevención de los mismos, como se trata de una planta de consumo es recomendable hacer uso de los orgánicos, los más comúnmente usados serían el aceite de neem, oleato potásico, extracto de canela, y limonene. Para más información sobre plagas y enfermedades puedes consultar nuestro articulo Guía de Plagas y Enfermedades

9. Cosechar erroneamente:

A la hora de cosechar la impaciencia se apodera normalmente de todo cultivador novato, sobre todo si lo único que tienes para desestresarte es un horrible prensado; pero no hay que perder la cabeza, los últimos tramos de nuestras plantas son decisivos también, como lo fue toda su vida, en el producto final. Para comenzar antes de cosechar deberíamos haber abonado por última vez por lo menos 15 días antes y haberles hecho un lavado de raíces mínimo 7 días antes; este mismo consiste en regar nuestra planta con el doble de agua de lo que tenga de sustrato, es decir, si tenemos una maceta de 10lts, ese día se regará con 20lts dejando que drene lo que le vamos echando en agua, esto lo hacemos para sacarle cualquier exceso de nutrientes y  acumulación de sales en el suelo producto de las fertilizadas y los procesos propios de la planta, causando un mejor gusto en nuestras flores y un mejor curado. Ademas el pH ideal del agua para el lavado de raices es de 5.5 a 6.0, esto es lograble con un medidor de pH y un bajador de pH que se consiguen en las tiendas de cultivo.

Llegado el día de la cosecha debemos asegurarnos de que estemos cosechando en el punto preciso, si bien puede haber discrepancias y favoritismos varios sobre el punto de maduración para el corte entre los cultivadores, hay un rango de lo que es aceptable. Los indicativos de la maduración de nuestras flores pueden ser


Punto medio

dos: los pistilos y los tricomas, estos primeros son los “pelitos” que se ven a simple vista que deberán estar entre un 70% y 90% ámbar siendo el 70% cosecha temprana (efecto más cerebral) y un 90% cosecha tardía (efecto más narcótico); en cuanto a los tricomas deberemos verlos con algún aumento de mínimo 40X y son estas pequeñas gotitas que parecen a simple vista azúcar impalpable, estos deberán estar en su mayoría nublados (lechosos) para considerar una cosecha temprana y deberán estar mitad ámbar mitad nublados para considerar una cosecha media, la mayoría ámbar sería cosecha tardía.

10. Secar muy rápido: 

El tema del secado y el curado luego del corte de nuestras plantas puede ser tal vez lo mas difícil de explicar o de precisar la mejor manera, esto se debe a que depende de muchos factores que son relativos al tamaño de los cogollos, humedad ambiental, inclusive el gusto de cada cultivador, pero así mismo como en la maduración se puede decir que existe un rango de lo que es aceptable/correcto y de lo que no lo es. Para empezar lo mas común para el secado es colgar la planta boca abajo en un lugar oscuro y fresco, para esto es necesario la extracción de la mayoría de las hojas o por lo menos las mas grandes para que así no haya riesgo de contraer algún hongo, si la planta es muy grande, como en muchos casos son las cultivadas en exterior, se pueden dividir las ramas y colgarlas separadas entre si.

En este primer secado deberá perder la mayoría de su humedad y normalmente debería llevar de 5 a 10 días, digo que deberá perder la mayoría porque no la debe perder toda, esta deberá conservar un poco de la misma para luego poder realizar un correcto curado que me gusta definir como un secado cada vez mas lento. El curado lo podemos lograr en un inicio con una caja de cartón o de madera cerradas ya que estas permiten que siga perdiendo humedad pero mas lentamente, al cabo de una o dos semanas deberán estar listas (se sienten crujientes y los tallos deberían partir o casi partir al doblarlos) para pasar a un frasco de vidrio que es lo ideal en donde ahora será mas lento aún el secado ya que el vidrio es un material altamente impermeable.

Secado en Caja de madera En conclusión podríamos afirmar que el secado y el curado son básicamente lo mismo y lo que se debe hacer es ir disminuyendo la rapidez que estas pierden la humedad, un buen secado y curado sin duda alguna potencia cualquier cogollo en sabor y efecto. Si querés saber mas de esta parte final de la cosecha lee nuestro otro articulo Secado y Curado de la Cosecha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *